CONFERENCIA ESTE – DIVISIÓN CENTRAL

Chicago Bulls
El conjunto ganador de seis anillos gracias al mítico Michael Jordan y compañía, ya se adentró completamente en un proceso de reconstrucción. A pesar de haber conseguido el último puesto para los playoffs de la pasada temporada (luego fue eliminado por Boston), la franquicia de Illinois decidió replantear su destino basquetbolístico.
Los Bulls sonaron fuerte en este mercado de pases, no por alguna jugada positiva sino todo lo contrario: Jimmy Butler fue traspasado sorpresivamente a Minnesota Timberwolves, al igual que ocurrió con Derrick Rose a New York, un año antes. Eso pudo ser el quiebre, donde se pensó a estipular con tomar el camino de la restauración, un proceso que llevará temporadas.
Así como se despidieron del jugador franquicia hasta ese momento, varios jugadores de la plantilla le dijeron adiós a la entidad roja y negra. Rajon Rondo y Dwayne Wade fueron los flamantes refuerzos al inicio de la 2016/17 para intentar establecer una conexión dentro del juego con Butler. Pero luego de la salida de Jimmy y los planeamientos de dirigentes y entrenadores para el futuro, todo se desarmó a final de campaña. Rondo fue a parar a New Orleans Pelicans y Wade, aunque sigue oficialmente en Chicago, está más con un pie afuera que adentro.
A pesar de esto, la franquicia se queda con un peso pesado, como es Robin Lopez. El pivote estará rodeado mayormente por jugadores jóvenes, algunos que ya se asentaron en la plantilla (ahora lo harán mejor) como Cristiano Felicio, Jerian Grant, Cameron Payne, Denzel Valentine, y otros que se suman como Kriss Dunn, Zach LaVine, Lauri Markkanen (estos tres entraron en el traspaso con Timberwolves por Butler, los dos primeros por canje directo y el último como pick ofrecido en el draft pasado), Ryan Arcidiacono, entre otros.
En fin, Chicago tiene otros planes en mente para desarrollar dentro de un par de años, que no se acercan a competir a gran nivel y menos aún a levantar un trofeo.
Cleveland Cavaliers
El último subcampeón mantiene en su mayoría la base del equipo que disputó las últimas dos temporadas. LeBron James seguirá al mando de la franquicia de Ohio, que durante el comienzo del mercado de pases recibió más pérdidas que ganancias, pero que silenciosamente y realizando una buena jugada por los dirigentes dentro del marco de traspasos, consiguió algo grande para quedar satisfecho.
Si bien perdió a su base titular Kyrie Irving (quiso buscar nuevos aires), encontró algo casi igual: Isaiah Thomas. El pick Nº 60 del Draft de 2011 fue intercambiado por Irving (casualmente el pick Nº 1 de ese mismo año). Y no sólo eso, sino que junto con Thomas, vinieron desde Boston jugadores que pueden conseguir un rol dentro del conjunto de Tyronn Lue. Jae Crowder (ala pivote) y Ante Zizic (pivote) pueden llegar a ser protagonista de reparto en los Cavaliers en busca de pelear por su segundo anillo.
Entre otras salidas, no tan sorpresivas como la de Irving, se encuentran Deron Williams y Derrick Williams. Sin embargo, como mencionamos en un principio, la columna vertebral (Kevin Love, Tristan Thompson, Iman Shumpert, J.R Smith) continúan bajo las órdenes del Rey. Sólo falta que Thomas se adapte al equipo y será cuestión de esperar para que el pequeño base tome el rol de armador que Irving dejó vacante.
Detroit Pistons
La franquicia de Michigan no cambió tanto con respecto a la temporada anterior, donde estuvo cerca de clasificar a postemporada y finalmente quedó 10º con un récord de 37-45. En torno al equipo, cabe destacar que perdió jugadores claves como Kentavius Caldwell-Pope, que tenía buen feedback con el base Reggie Jackson; también perdió peso en la zona pintada con la salida de Marcus Morris y dejó en solitario a Andre Drummond y donde Boban Marjanovic tiene todos los boletos para ocupar su lugar.
Sin embargo, gana peso perimetral con la llegada desde Boston de Avery Bradley, el escolta perdió lugar en el equipo verde producto del arribo de Gordon Hayward, aunque podrá establecer una buena conexión con Jackson. Los Pistons, al igual que Chicago, tendrán muchos jóvenes dentro del plantel e intentarán no defraudar a sus fanáticos y tratar de realizar una temporada igual o un poco mejor a la anterior.
Indiana Pacers
Indiana fue el primer equipo del que todos los periodistas y gente del mundo NBA hablaron en el comienzo del mercado de pases. No por lo que consiguió, sino por lo que perdió.
Se le fue nada más ni nada menos que Paul George. El que era jugador franquicia, que sostenía las esperanzas de la ciudad, se marchó a Oklahoma City en un principio, para en un futuro convertirse en un Laker, que es lo que tanto desea.
Junto con PG13 se fueron el base Jeff Teague (a Minnesota) y Monta Ellis. Los Pacers pierden mucho con estas salidas: por un lado y el más importante, en el puesto de alero, donde le será difícil suplantar y por otro en la ubicación del armador. Ambos dejan un lugar bastante grande, donde Indiana necesitará jugadores con un nivel más alto para volver a formarse.
Y el recambio puede venir, ya que en el traspaso de George entró Victor Oladipo, que cumplió la función de escolta en OKC y fue un buen compañero de Russell Westbrook en el 2016/17. Se puede decir que el puesto de base será ocupado por él, como lo hizo en los viejos tiempos en Orlando. También gana a Domantas Sabonis, el hijo del gran Arvydas: el ala pivote también cae del Thunder donde mostró su potencial en ascendencia y puede crecer aún más en Indiana, donde intentará un lugar más estable dentro de la rotación.
Así los Pacers afrontarán la 2017/18, les costará un poco más sin su estrella (lograron PO quedando en 7º posición con un récord de 42-40) y pasarán una dura transición para asimilar su salida.
Milwaukee Bucks
El ciervo logró entrar a Playoffs la temporada anterior, pero su paso fue fugaz ya que Toronto los eliminó enseguida en primera ronda. A pesar de esto, el nivel de juego, sobre todo del quinteto inicial fue en ascenso durante toda la campaña, y por eso encontró un lugar en postemporada.
Seguirán las mismas caras por Milwaukee: el armado de juego de Matthew Dellavedova, las ofensivas dinámicas de Malcolm Brogdon y Jabari Parker y por supuesto, toda la potencia joven en ambos costados de la pista de Giannis Antetokoumpo. El griego fue elegido como el Jugador Más Mejorado de la 2016/17 y no se detendrá en seguir rompiendo barreras, porque le sobra condición física y técnica.
Los arribos a la franquicia no fueron llamativos: en su mayoría jóvenes drafteados. El único a resaltar es James Young, que perdió el lugar en Boston Celtics.
Tampoco hubo tanto movimiento por la puerta de salida, ya que solamente se fueron tres jugadores que no tuvieron un gran destaque en los Bucks, y buscarán tomar otros aires.

Dejá una respuesta