EL MÁS RÁPIDO DEL OESTE

Días después de la apertura de la agencia libre en la NBA, quienes se encaminan a reforzarse de la mejor manera de cara a la próxima temporada, son sin lugar a dudas las franquicias de la Conferencia Oeste. Esto es consecuencia del poderío de Golden State, finalistas durante tres años consecutivos y campeones en dos de ellas. Ante la imposibilidad de los equipos de batallar de igual a igual ante las estrellas de la Bahía, se ven obligados a sumar jugadores emblemas para volver a las Finales. Recordemos que, el último conjunto diferente a los Warriors en llegar a la instancia culmine, fueron los Spurs de Ginóbili y compañía, en 2014. Así, se abre una nueva etapa en la NBA: la era de los “superequipos”.
Hay un viejo refrán que reza “si no puedes contra ellos, úneteles”. Durant fue el primero en hacerlo y sentó un precedente. Tras ganar el anillo de forma contundente con un 4-1 vs Cleveland, y con el mejor récord en postemporada de la historia (16-1), el equipo de Kerr parece imbatible. En consecuencia, los equipos iniciaron la búsqueda de jugadores estrella, para hacer frente a los nuevos “Monstars” de la NBA. Más precisamente, los del lado Oeste, ya que su máxima aspiración, hoy por hoy, es llegar a la Final de Conferencia.
Uno de los principales animadores del mercado, son los Houston Rockets. El equipo de Mike D’Antoni –entrenador del año, gracias a su excelente campaña- se hizo con los servicios de Chris Paul a cambio de Beverley, Dekker, Lou Williams y un pick de primera ronda hacia los Clippers. Como si esto fuera poco, a su vez renovaron el contrato del brasileño Nené Hilario y sumaron proveniente de Raptors a P.J. Tucker, un magnifico jugador defensivo que puede rotar con Trevor Ariza. Seguramente dará que hablar la dupla Harden-Paul, si logran adaptarse y repartirse el protagonismo del balón.
Otro bombazo que sacudió el mundo de la NBA y sorprendió a más de uno, fue el traspaso de Jimmy Butler a los Timberwolves, a cambio de Zach LaVine, Dunn, y Markkanen, séptimo seleccionado del Draft 2017. También trajeron a otro ex Chicago, Taj Gibson, quien hará dupla en la pintura junto a Karl Anthony Towns, una sociedad que prometerá y mucho. A su vez, se desprendieron del base español Ricky Rubio, para traer a Teague de Indiana, quien comandará los ataques del equipo. Desde el 2004, de la mano de Garnett, que los Wolves no juegan Playoffs. ¿Volverán a la postemporada con Wiggins y Butler como estandartes?
Oklahoma City dio la sorpresa. Aun rezagado con la partida de KD y sin haberle encontrado un sustituto de jerarquía en el primer año, fueron a la carga por el jugador más codiciado del momento: Paul George. El alero firmó por un año, a cambio de Oladipo y Sabonis quienes pasaron a Indiana. Un trade que le dará un salto de calidad al equipo y una buena compañía a Westbrook, pero al ser solo por una temporada –el deseo de PG13 es jugar con Los Lakers en 2018- a la larga, terminaría siendo contraproducente. Con este traspaso, y teniendo en cuenta el ranking elaborado por ESPN en 2016 con los mejores 14 jugadores de la liga, solo un basquetbolista pertenece a la Conferencia Este: LeBron James.
Otro jugador al cual se le vencía el contrato y especuló hasta último momento con un traspaso, fue Blake Griffin. El rumor que mayor fuerza cobró es su partida a los Suns, aunque finalmente renovó con Clippers por 5 años a cambio de 173 millones de dólares. El conjunto de Los Ángeles no podía permitirse dejar ir a otra estrella, amén de que el ala pívot sufra lesiones crónicas y sea baja durante ciertos periodos a lo largo de la temporada. De esta manera, conservaran a sus dos internos top (Griffin-Jordan) y acomodaran las piezas recibidas por parte del conjunto de Texas para nutrirlos de la mejor forma.
El finalista de la Conferencia, San Antonio, prosigue con la búsqueda de otro jugador franquicia para sumarlo a Leonard y Aldridge, a quien le pesó cargarse el equipo a sus espaldas tras la lesión de Kawhi en Playoffs. Para esto, una de las medidas que tomaron fue la baja de contrato de Pau Gasol, quién no hizo uso de su player option y renovó por menos dinero para que los aurinegros ganen espacio salarial. A su vez, le renovaron a Patty Mills tras la frustrada negociación con CP3 quien se decidió por el otro conjunto texano. Intento hacerse con los servicios de Iguodala (MVP de las Finales 2015) pero finalmente renovó con Golden State. Ante esto, los de la Bahía se bajaron por la puja de Rudy Gay y le abre una posibilidad a los Spurs, aunque Thunder se interpuso en la negociación. Todavía falta saber qué decisión tomará Manu Ginóbili, si continúa una temporada más o anunciará su retiro definitivo como profesional.
Por último, queda resumir como se armó el vigente campeón. En primera medida, afianzaron a su jugador estrella, Stephen Curry, al renovarle por 201 millones de dólares por 5 años, una cifra estratosférica que rompió todos los records de la NBA, convirtiéndolo en el mejor pago. En segundo lugar, aseguraron la continuidad de los “jugadores de reparto” Livingston y West, como así también, de André Iguodala. El jugador silencioso más determinante de esta franquicia. Clave en los dos anillos que obtuvieron, finalmente renovó por 45 millones por 3 temporadas, tras coquetear con Spurs, Rockets y Timberwolves.
Así se va delineando el Oeste de cara a la siguiente temporada. Uno de los encantos que tiene esta liga, es justamente el mantenerte pendiente aun cuando no hay partidos disputándose. Está claro que el gran atractivo de dicha Conferencia, será ver quien destronará a los Warriors de una vez por todas. Por ahora, las franquicias seguirán negociando y renovando contratos para ver quien, finalmente, será el más rápido del Oeste en disparar contra GSW.

Dejá una respuesta