EL MITO RAMSEY

La muerte es algo natural; es tan natural que es lo más seguro de la vida (irónicamente). El fin de la vida de alguien y el inicio de otra persona, sucede minuto a minuto en el mundo. Pero hay un tercero en discordia entre la vida y la muerte: los goles de Aaron Ramsey.
Cuenta el maravilloso internet y sus trolls que el galés está maldito. Si nos basamos en el (o los) significado(s) de la palabra, los internautas están encaminados con la definición sobre el británico: para empezar, es un adjetivo que se hace sobre alguien perverso, mal intencionado, de costumbres dañinas, de mala calidad, miserable, ruin y entre otros.  Ninguna de estas coincide con el jugador del equipo londinense. Pero hay uno que se acerca al concepto que tienen los usuarios de la web y que llamó más mi atención: “Condenado y castigado por justicia divina”.
Creer o reventar, pero así parecen ser las anotaciones de Ramsey sobre personajes famosos y no tan mediáticos (para no decir menos famosos). Hoy se encontró a Chester Bennington, cantante de Linkin Park, muerto en su casa; luego se confirmó que fue un suicidio. Ayer, el Arsenal se enfrentó al Bayern Munich de Alemania; partido amistoso de la pretemporada de ambos equipos. El partido terminó con el marcador 1-1 con goles de Robert Lewandowski y Alex Ibowi, así dando a lugar a los penales, el primer penal lo pateó el conjunto alemán (David Alaba) y fue atajado por Emiliano Martínez, el arquero de origen argentino. Luego, continuó el conjunto de Londres, a cargo de los pies del “maldito” Ramsey. Los penales son una cuestión de azar (igual que la duración de la vida) y está vez estuvo con el mediocampista, cuando la pelota tocó la red.
Pero el azar no jugó a favor del vocalista de nu-metal, otra vez, la hoz tiene forma redonda y el traje de la muerte tenía color blanco y rojo, con un cañón sobre el lado izquierdo del pecho. La justicia divina castigó y condenó nuevamente a través de un gol; a su vez, crece el mito de Aaron Ramsey; mito que es más por “contextura física” o poder de la palabra “maldito” que por causa del jugador.
Su “última victima” fue Nicky Hayden, piloto del Moto Gp. Bennington, ahora es parte de una lista en las cuales se encuentran Osama Bin Laden, Muammar Gadaffi, Paul Walker, David Bowie, Eduardo Galeano, Steve Jobs, Robin Williams, Whitney Houston, Alan Rickman; entre otros. Una lista que condena a los goles de Ramsey; goles que funcionan como “fallo” en la justicia divina. La vida, un gol de Ramsey y la muerte ¿Continuará esta historia?

Dejá una respuesta